Con el vicepresidente 1º de la Legislatura Porteña, Cristian Ritondo, y la legisladora María José Lubertino, descubrimos una placa en la esquina de Avenida Corrientes y Agüero: “Luca Prodan, Icono del Rock Nacional, que hizo del Abasto su inspiración”.

Andrea Prodan, hermano del exlíder de Sumo, brindó un recital en el lugar ante cientos de fanáticos del grupo musical, quienes coreaban el nombre de Prodan al ritmo de “ole..olé…olé.. Luca…Luca”.

El cantante vivió en varias pensiones de la zona del Abasto. Las calles del barrio lo inspiraron para crear la melancólica canción “Mañana en el Abasto”, que describe la Buenos Aires de los ’80. El tema fue publicado en el último disco de Sumo (“After Chabón”, 1987) y es una de las pocas canciones del grupo compuestas para ser cantadas en castellano. A través de ella se puede apreciar a un Prodan adaptado a la calle Gallo del barrio “donde vivió junto a su novia Esther”, según lo dicho por su hermano Andrea Prodan. “Gracias a todos por venir, gracias a toda esta gente que se acercó sin ningún interés y solo porque aman con el corazón a Luca”, dijo visiblemente emocionado.

A pesar de su origen italiano, Luca Prodan, describió al barrio de Abasto como ningún porteño pudo hacerlo. Vivió parte de su estadía en Buenos Aires en esa zona con nombre de exmercado, sin demarcación en el mapa de la ciudad, ubicada entre Balvanera y Almagro. Eso fue a mediados de los ’80, antes de que las frutas y verduras del Mercado Central fueran reemplazadas por las grandes marcas, la comida rápida y las luces del parque de diversiones, todo sin la necesidad de cruzar la calle. Antes de las torres enrejadas, de los hoteles 5 estrellas, de la peatonal Carlos Gardel.

El 22 de diciembre de 1987, Luca Prodan fue encontrado muerto, víctima de un paro cardíaco. Años después, la figura del Luca se erigió como uno de los grandes mitos de la música argentina y es venerado por muchos jóvenes en la actualidad. Sumo fue una banda que decoró la década de 1980 con originalidad, carisma, presencia y mucha potencia.