Presenté un proyecto de ley junto con los legisladores Daniel Del Sol y Cristina García De Aurteneche que pretende prohibir la impresión de folletos que ofrezcan servicios sexuales.

“La iniciativa tiene por objeto sumar una herramienta para erradicar de las calles porteñas las imágenes que atenten contra la explotación sexual, la lucha contra la trata de personas y la violencia hacia las mujeres”, señala el expediente 1690-D-2016 presentado en la Legislatura porteña.

Proponemos la modificación de la Ley Nº 2936 “Ley de Publicidad Exterior” y la Ley Nº 451 “Régimen de Faltas de la Ciudad”, para que el comercio que imprima o el individuo que haga imprimir volantes que en forma explícita o implícita comporte la oferta de servicios sexuales sea sancionado con una multa que oscilará entre los 5200 y 270 mil pesos, además del decomiso del material inapropiado.

Las imprentas cumplen un rol fundamental al realizar la publicidad de servicios sexuales, que además cosifican a la mujer y alimentan un mercado peligroso. Están produciendo avisos cuya difusión en la vía pública es ilegal con tal de obtener un rédito económico.

La idea es apuntar contra un eslabón de una cadena y tratar de evitar lo más cruel y denigrante que se puede ejercer contra una mujer, que es la trata con el objetivo de explotarla sexualmente.

Cabe destacar que la Ley N° 4486, sancionada el 20 de diciembre del 2012 en el Palacio legislativo, establece que se encuentra prohibida “toda publicidad que en forma explícita o implícita comporte la oferta de servicios sexuales, o de establecimientos donde estos servicios sean desarrollados y/o facilitados; así como de todo volante que fuera entregado, distribuido o colocado en la vía pública con idénticos fines”.