Presenté en la Legislatura porteña, junto a la legisladora Carmen Polledo y al vicepresidente 1° Cristian Ritondo, un proyecto que busca implementar una ruta urbana mediante códigos QR, que servirá para que los viajeros puedan recorrer los puntos turísticos más importantes de la Ciudad y conocer datos e historia de cada lugar.

El código, de un metro cuadrado ubicado en el suelo, podrá ser escaneado con un smartphone o dispositivo móvil con una aplicación capaz de leerlo. Inmediatamente, el individuo accederá a un contenido interactivo, con información cultural y turística en castellano, inglés y portugués. A través de cada código, un sitio llevará a otro, convirtiéndose en una ruta o guía turística.

Es un método que combina las nuevas tecnologías, la cultura y el turismo. No solo está destinado a extranjeros, sino también para viajeros del interior de Argentina que visitan nuestra ciudad, la cual integrará, de esta manera, un nuevo elemento de información, característico e innovador, que estará disponible durante las 24 horas.

Este sistema funciona con éxito en ciudades importantes de Europa, como Lisboa (Portugal) y Barcelona (España), y también en Río de Janeiro (Brasil), donde pequeños mosaicos le dan forma al código QR correspondiente, acoplándose perfectamente a la estética urbana. Vecinos y turistas aprobaron la iniciativa en el exterior, quienes ahora se orientan con figuras en el suelo.