La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aprobó por unanimidad el proyecto que presenté para instalar gimnasios en las plazas y parques de la Ciudad bajo la supervisión de un profesional de la educación física.

La idea de implementar gimnasios al aire libre surge de la excelente experiencia a partir de los equipos que se encuentran emplazados en la plaza Ricchieri de Villa Devoto.

Con esta iniciativa, a la recuperación de los espacios verdes en la Ciudad le sumamos otro beneficio para los habitantes: los gimnasios al aire libre. Para que los vecinos, además de pasear y disfrutar de las plazas públicas, puedan fortalecer sus músculos como en un gimnasio tradicional, pero a cielo abierto.

En las ciudades del mundo que funcionan estos gimnasios han disminuido considerablemente las consultas por estrés y problemas cardiovasculares en los hospitales. Si esta tarea es supervisada por un profesional, los resultados pueden ser muy positivos.

Estos equipos están preparados para ser instalados al aire libre y soportar todo lo que ésto significa. Los gimnasios al aire libre están presentes en diferentes ciudades del mundo como Santiago (Chile), San Pablo (Brasil), Madrid (España), Shangai y Beijín (China). Este último país hace más de diez años instauró este sistema como una política de Estado.