Descubrimos una placa en la casa donde vivió el Papa Francisco